25N Las mujeres y niñas están en riesgo

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Amnistía Internacional alza su voz para unirse a la lucha contra todas las formas de violencia hacia las mujeres y niñas. El 25 de noviembre es un día de reflexión y acción, para seguir insistiendo en un proyecto de sociedad que erradique la violencia de género en todas sus manifestaciones.   

A inicios de los 2000, Amnistía Internacional Uruguay (AI Uruguay) lleva adelante su primera campaña para la eliminación de la violencia contra mujeres y niñas: “No más violencia contra las mujeres”. Desde entonces, la lucha por la justicia de género ha ido creciendo y fortaleciéndose en nuestro movimiento. Denuncia de los femicidios, la violencia vicaria y la violencia doméstica, acceso a los derechos sexuales y reproductivos y las desigualdades en la asunción de las  responsabilidades de cuidados y sostenibilidad de la vida han sido algunas de las principales demandas.  

Uruguay continúa siendo un país hostil para las niñas y mujeres que habitan este territorio. El registro Feminicidio Uruguay ha indicado que entre 2001 y 2022, 615 mujeres fueron asesinadas en Uruguay por motivos de género. Asimismo, de acuerdo con cifras oficiales, el año 2022 ha dejado un récord de mujeres víctimas de femicidios, así como también niñas, niños y adolescentes han sido asesinados en contextos de violencia de género. En lo que va de 2023,  25 mujeres fueron asesinadas por motivos de género. 

A pesar de que la agenda de derechos sexuales y reproductivos ha tenido grandes avances en el país, aún persisten serias dificultades y obstáculos para la prevención, abordaje y reparación de situaciones de embarazos en niñas y adolescentes menores de 15 años.  

En 2016 la campaña “Niñas, no madres”, echa luz sobre la situación de embarazo en una niña y el enorme impacto en su trayectoria vital. El derecho a la salud se ve negado si esta población no accede a información, a métodos anticonceptivos y de protección, y a una adecuada educación sexual integral. Asimismo, el derecho a vivir una vida libre de violencia es puesto en jaque en tanto la mayoría de estos embarazos se originan en situaciones de abuso difícil. Según información aportada por la Administración Estatal de Servicios de Salud, en 2021, 108 niñas y adolescentes menores de 15 años estaban embarazadas, de las cuales 50 dieron a luz y 58 interrumpieron su embarazo. 

“Según datos del sistema de notificación de embarazos infantiles de ASSE, de enero a mayo de 2023, 31 niñas y adolescentes menores de 15 años estaban embarazadas. Sabemos que los embarazos tempranos, en la myoría de los casos, están vinculados a situaciones de violencia sexual, así lo indica la evidencia. Esto demuestra que, a pesar de los esfuerzos, las mujeres y las niñas están en riesgo en Uruguay

Lucía Pérez Chabaneau, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional Uruguay. 

En 2022, según el Ministerio de Educación y Cultura, al menos 19 personas menores de 18 años contrajeron matrimonio en Uruguay. En Uruguay, el artículo 91 del Código Civil establece la edad de 16 años como mínima para contraer matrimonio, siendo que las normas internacionales establecen que el mínimo tiene que ser 18 años. En este marco, en octubre de 2022, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas expresó su preocupación ante la permanencia de esta normativa en la legislación uruguaya y recomendó modificar el artículo 91 del Código Civil a efectos de establecer en 18 años la edad mínima para contraer. 

Asimismo, según los resultados de la Encuesta de Uso del Tiempo (2023), la tasa de participación de las mujeres en los trabajos de cuidados y en las tareas domésticas es de 87.3% en tanto que los varones destinan el 75.6%.  

En Uruguay, la Ley 19.580 establece que el Estado tiene la responsabilidad de crear condiciones que permitan a todas las mujeres disfrutar plenamente de sus derechos. Define la violencia basada en género como una forma de discriminación que afecta diversos aspectos de la vida de las mujeres. La ley también establece mecanismos y políticas integrales para prevenir, atender, proteger, sancionar y reparar la violencia de género. Es crucial destacar que estas disposiciones son de orden público e interés general, y la ley declara como prioritaria la erradicación de la violencia contra mujeres, niños, niñas y adolescentes, exigiendo que el Estado actúe con diligencia para lograr este objetivo. 

Las niñas y las mujeres están en riesgo en Uruguay. Para poner fin a la violencia hacia niñas y mujeres, y terminar con las injusticias de género, se requiere de compromisos, acciones y recursos que se traduzcan en una mejor vida a niñas y mujeres.  

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA 

Informe al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (2023)