Alto al fuego en Gaza

Cada día que pasa se pierden más vidas y se agrava la catástrofe humanitaria de Gaza. Firma nuestra petición para que se declare un alto el fuego inmediato, acatado por todas las partes, con el fin de terminar con el derramamiento de sangre de civiles y garantizar el acceso de la ayuda humanitaria a Gaza.

La escalada sin precedentes del conflicto entre Israel, por un lado, y Hamás y otros grupos armados, por otro, se ha cobrado un devastador precio en la población civil. El número de bajas es algo nunca visto. Innumerables vidas se han visto destrozadas, desgarradas y alteradas de forma drástica. 

¿Cuál es el problema?

En Gaza, las muertes de civiles siguen aumentando a un ritmo abrumador en medio de implacables bombardeos israelíes en respuesta a los espantosos ataques de Hamás y otros grupos armados en Israel que causaron la muerte de 1.400 personas y el secuestro de civiles. Más de 10.000 personas, en su mayoría civiles, han muerto en Gaza incluso mediante ataques indiscriminados y otros ataques ilegítimos. Más de un tercio de las muertes en Gaza son de niños y niñas, e innumerables cadáveres continúan atrapados bajo los escombros. Millones de personas se enfrentan al desplazamiento, la desposesión y el sufrimiento. 

Al menos 200 rehenes israelíes tomados por Hamás y otros grupos armados y retenidos en Gaza siguen en peligro, y el continuo lanzamiento indiscriminado de cohetes hacia Israel pone en riesgo a la población civil.

El endurecimiento del asedio de Gaza por Israel bloquea la entrada de productos como agua, comida y combustible, lo que deja a más de dos millones de personas de la Franja de Gaza luchando por sobrevivir. La catástrofe humanitaria derivada de los 16 años de bloqueo ilegal por Israel de la Franja de Gaza ocupada sólo empeorará si no se detienen de inmediato los combates. 

Todas las partes del conflicto siguen cometiendo incesantes y graves violaciones del derecho internacional humanitario, incluidos crímenes de guerra. 

Ante una devastación y un sufrimiento tan desenfrenados, la humanidad debe prevalecer. 

Un alto el fuego pondría fin a los ataques ilegítimos de todas las partes, detendría la creciente cifra de muertes y permitiría que los organismos de ayuda introdujeran en la Franja una ayuda que salva vidas, agua y suministros médicos para abordar los sobrecogedores niveles de sufrimiento humano. También permitiría a los hospitales recibir medicamentos vitales, el combustible y el material que necesitan desesperadamente, así como reparar las salas dañadas.

Un alto el fuego brindaría también oportunidades para negociar la liberación de rehenes retenidos en Gaza y llevar a cabo investigaciones internacionales independientes sobre los crímenes de guerra cometidos por todas las partes, con el objetivo de poner fin a la larga impunidad, que seguirá alimentando nuevas atrocidades. Abordar las causas fundamentales de este conflicto, desmantelando el sistema de apartheid impuesto por Israel a la población palestina, es ahora más urgente que nunca.

Firma la petición pidiendo un alto el fuego acatado por todas las partes para poner fin al sufrimiento de la población civil