Amnistia Internacional Uruguay

Annie Alfred – Malawi

alfred-webAnnie Alfred es una niña como cualquier otra de Malawi, pero hay gente que quiere matarla porque cree que su cuerpo tiene poderes mágicos.

Annie Alfred es una niña como cualquier otra de Malawi. Sus amigos y su familia la quieren. Tiene 10 años y de mayor quiere ser enfermera. Pero tal vez no viva lo suficiente para cumplir sus ambiciones, porque hay gente que cree que su cuerpo tiene poderes mágicos, y piensa que no es humana. La insultan llamándola “fantasma” o “dinero”, y quieren robarle el pelo o, aún peor, los huesos.

Annie nació con albinismo, anomalía hereditaria que afecta a la piel. En Malawi, entre 7.000 y 10.000 personas comparten este trastorno. Todas ellas corren el peligro de ser perseguidas y asesinadas por gente que creen que se hará rica con las partes del cuerpo de una persona albina.

Las agresiones contra personas con albinismo han aumentado drásticamente desde noviembre de 2014. Sólo en 2015, se denunciaron 45 casos de asesinato o intento de asesinato y secuestro.

Las personas como Annie no tienen ningún lugar donde estar a salvo. No sólo las pueden secuestrar los delincuentes, sino también miembros de su propia familia. Creen que las personas con albinismo son como el oro, que se puede arrancar para venderlo. Annie y otras personas como ella necesitan que la ley las ampare plenamente.

Exigí a Malawi que proteja de los asesinatos a las personas con albinismo.


Al presidente de Malawi

Le insto a proteger a las personas con albinismo para que no sean asesinadas. Las agresiones contra estas personas han experimentado un aumento extraordinario en Malawi desde noviembre de 2014.

Annie Alfred es una de las muchas personas con albinismo que hay en el país. Al igual que otros como ella, está amenazada por quienes creen que si la matan y se hacen con partes de su cuerpo, se harán ricos. Demuéstreles que están equivocados y que, lejos de enriquecerse, los responsables de crímenes contra personas como Annie Alfred verán recaer sobre ellos todo el peso de la ley.

¡Actúa!






Comments are closed.