Amnistia Internacional Uruguay

Arabia Saudí inicia la flagelación pública de activista condenado a mil latigazos

Amnistía Internacional ha sabido que el activista saudí encarcelado Raif Badawi va a ser azotado hoy en público, tras la oración del viernes, delante de la mezquita de Al Jafali, en Yidda.

Libertad-expresion-ARABIA-SAUDITARaif Badawi fue condenado el año pasado a 10 años de prisión, así como a recibir 1.000 latigazos y al pago de un millón de riyales saudíes (alrededor de 266.600 dólares estadounidenses) de multa, por haber creado en Internet un foro de debate y por el cargo de insultar al islam. Según la información de que dispone Amnistía Internacional, mañana recibirá hasta 50 latigazos, y el resto de la pena de 1.000 latigazos se ejecutará a lo largo de un periodo de 20 semanas.

“La noticia de que la flagelación de Raif Badawi comenzará mañana es terrible –ha manifestado Philip Luther, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África–. Las autoridades saudíes deben detener de inmediato la ejecución de esta brutal condena. La flagelación y demás formas de castigo corporal están prohibidas por el derecho internacional, que proscribe la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.”

“Es horrible pensar que deba imponerse un pena tan perversa y cruel a alguien que no es culpable más que de atreverse a crear un foro público de debate y de ejercer pacíficamente el derecho a la libertad de expresión.

Amnistía Internacional considera a Raif Badawi preso de conciencia y pide que se anule su condena y que sea puesto en libertad de inmediato y sin condiciones.

Para más información, véase:
Mil latigazos y 10 años de cárcel a ciberactivista saudí