Afganistán| Los talibanes no pierden el tiempo en acabar con los derechos humanos, según un nuevo documento