Amnistia Internacional Uruguay

El mundo debe seguir el ejemplo de Dinamarca y su histórica ley sobre personas transgénero

La histórica ley aprobada en Dinamarca para facilitar a las personas transgénero el cambio de sexo legal debería servir de ejemplo a los gobiernos de todo el mundo, ha afirmado Amnistía Internacional.

El Parlamento danés aprobó ayer un proyecto de ley que permite a las personas transgénero solicitar la documentación oficial correspondiente a su identidad de género sin necesidad de que les diagnostiquen un trastorno mental ni de someterse a operaciones quirúrgicas causantes de esterilización irreversible.

“Esta progresista y audaz medida de los parlamentarios daneses es un ejemplo para el resto de Europa y del mundo”, ha manifestado Helle Jacobsen.

“Todos los Estados deben asegurarse de que las personas transgénero reciben el reconocimiento jurídico de su género por medio de un procedimiento rápido, accesible y transparente, conforme al modo en que sienten su identidad de género.”

Anteriormente, las personas transgénero danesas sólo podían cambiar de género legal si presentaban un diagnóstico psiquiátrico de “transexualismo” o se sometían a operaciones quirúrgicas, esterilización irreversible u otros tratamientos médicos, en especial hormonales.

Existen leyes represivas similares, que afectan a las personas transgénero, en todo el mundo.

“El reconocimiento del género legal es esencial para proteger el derecho de las personas transgénero a la intimidad, pero el proceso ha de proteger su derecho a la salud, no imponerles condiciones que violen sus derechos humanos”, ha añadido Helle Jacobsen.

La nueva ley, que entrará en vigor el 1 de septiembre der 2014, es la primera en su género en Europa. Argentina es el único país del mundo donde existe también un modelo similar.

En el informe de 2014 The State Decides Who I Am, Amnistía Internacional revela que hay países europeos que violan los derechos de las personas que intentan cambiar de sexo legal.

Los procedimientos utilizados para conceder el reconocimiento del sexo legal violan derechos fundamentales en Finlandia, Francia, Noruega, Bélgica y Alemania, mientras que en Irlanda no existe ningún procedimiento en absoluto, si bien hay legislación prevista.

Las personas transgénero están expuestas a sufrir violaciones de su derecho a la intimidad, además de discriminación, hostigamiento, e incluso violencia, siempre que tienen que enseñar documentos donde aparecen un nombre u otra información relativa al género que no reflejan su identidad y expresión de género.

Para más información o para concertar entrevistas, pónganse en contacto con:
Max Tucker, encargado de prensa para campañas globales, cuestiones temáticas y la ONU
Tel: + 44 (0) 20 7413 5810; correo-e: max.tucker@amnesty.org
Móvil de guardia de la Oficina de Prensa (7 pm GMT – 9 am GMT y fines de semana): +44 (0) 777 847 2126