Amnistia Internacional Uruguay

El Salvador debe revocar “terrible injusticia” y excarcelar a mujer en prisión por aborto espontáneo

La Asamblea Legislativa de El Salvador debe votar a favor de revocar una terrible injusticia e indultar a una mujer condenada a 30 años de prisión por un aborto espontáneo, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

“Guadalupe” tenía sólo 18 años cuando fue encarcelada en 2007. La condenaron a 30 años de cárcel porque las autoridades sospecharon que podía haber interrumpido voluntariamente su embarazo. Los diputados ya votaron el 16 de enero y “Guadalupe” perdió el indulto por sólo un voto. Hoy volverán a votar.

“Hoy El Salvador tiene la oportunidad de rectificar la terrible injusticia cometida contra esta joven, que ya ha pasado siete años en prisión, lejos de su familia. Su excarcelación no puede llegar en un momento más oportuno”, afirmó Erika Guevara Rosas, directora del Programa Regional para América de Amnistía Internacional.

El aborto está totalmente prohibido en El Salvador, incluso en el caso de que el embarazo pueda causar la muerte de la madre. Algunas mujeres que sufren un aborto espontáneo, sobre todo si viven en la pobreza, son criminalizadas automáticamente.

“Guadalupe” es una de las 17 mujeres con casos similares cuyos indultos votará la Asamblea en los próximos meses. Todas las mujeres proceden de entornos pobres y desfavorecidos, y cumplen condenas de hasta 40 años de prisión por cargos relacionados con el embarazo tras procesamientos y juicios defectuosos.

Sus peticiones de indulto han atravesado un complejo proceso que incluye una revisión judicial por la Corte Suprema de Justicia y posteriormente requiere la mayoría de los votos de la Asamblea Legislativa reunida en sesión plenaria.

“Es indignante que estas mujeres hayan sufrido esta angustia y tormentos a manos del sistema judicial salvadoreño. Las pruebas presentadas contra estas 17 mujeres son totalmente falsas, y la postura reactiva y anticuada del gobierno sobre el aborto convierte a todas las mujeres en sospechosas. Esto debe cambiar. Hoy el país tiene la oportunidad de dar un paso adelante hacia un futuro mejor para El Salvador.”

Mi cuerpo mis derechos es una campaña global de Amnistía Internacional para acabar con el control y la penalización de la sexualidad y la reproducción por los gobiernos y otros. Durante 2014 y 2015, la campaña trabajará a favor del cambio en la vida de las personas de varios países, incluido El Salvador. Esta campaña tiene por objeto recordar a los líderes del mundo su obligación de respetar, proteger y hacer cumplir los derechos sexuales y reproductivos.