Gaza: Los lanzamientos aéreos y las rutas marítimas no son alternativa a la provisión de ayuda humanitaria por tierra

25 ONG piden a los gobiernos que den prioridad al alto el fuego y a la ayuda humanitaria proporcionada por tierra, mientras aumentan las muertes por malnutrición y enfermedad

Las organizaciones humanitarias y de derechos humanos presentes sobre el terreno en la Franja de Gaza han reiterado desde el inicio de la actual escalada que la única manera de satisfacer las necesidades humanitarias sin precedentes en el enclave es lograr un alto el fuego inmediato y permanente y garantizar el acceso humanitario completo, seguro y sin trabas a través de todos los pasos terrestres. Los Estados no pueden ocultarse tras los lanzamientos aéreos y los esfuerzos por abrir un corredor marítimo para crear la ilusión de que están haciendo lo bastante para ayudar a las necesidades en Gaza: su responsabilidad primordial es prevenir las atrocidades y aplicar una presión política efectiva para poner fin a los implacables bombardeos y las restricciones que impiden la provisión segura de ayuda humanitaria.

Durante meses, todas las personas de la Franja de Gaza han estado sobreviviendo con un hambre que alcanza el nivel de crisis, en la proporción más grande de población en situación de crisis de seguridad alimentaria jamás registrada por la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF). Las familias llevan meses bebiendo agua contaminada, y pasan días sin comer. El sistema de salud se hundió por completo en medio de brotes de enfermedad y lesiones graves causadas por los bombardeos constantes. Al menos 20 niños y niñas han muerto recientemente por malnutrición severa, deshidratación y enfermedades relacionadas con ellas. Puesto que cada día presenciamos una aceleración del deterioro de la situación relativa a la comida, el agua y la salud, se producirán más muertes por hambre y enfermedades si las autoridades israelíes siguen impidiendo el acceso humanitario. La ONU ha advertido de que la hambruna es inminente.

Aunque los Estados han intensificado recientemente los lanzamientos aéreos de ayuda en Gaza, los profesionales de ayuda humanitaria subrayan que este método de proporcionar ayuda, por sí solo, no tiene en absoluto la capacidad de satisfacer la enorme magnitud de las necesidades del enclave. Los 2,3 millones de personas que se encuentran en una situación catastrófica de supervivencia no pueden ser alimentadas y curadas mediante lanzamientos aéreos.

Los lanzamientos aéreos no pueden proporcionar los volúmenes de ayuda que se pueden transportar por tierra. Mientras que un convoy de cinco camiones tiene la capacidad de transportar unas 100 toneladas de ayuda vital, los recientes lanzamientos aéreos sólo han proporcionado unas pocas toneladas cada uno. Además, los lanzamientos aéreos pueden ser sumamente peligrosos para las vidas de las personas que esperan la ayuda: ya se ha informado de al menos cinco muertes causadas por la caída libre de paquetes de ayuda en Gaza. La ayuda humanitaria no puede improvisarse: debe ser proporcionada por equipos profesionales, con experiencia en la organización de la distribución y la prestación directa de servicios necesarios para salvar vidas. Las entregas de ayuda humanitaria deben tener un rostro humano, capaz no sólo de evaluar adecuadamente las necesidades de las personas afectadas, sino también de devolver la esperanza y la dignidad a una población ya traumatizada y desesperada. Tras soportar cinco meses de bombardeos continuos y condiciones deshumanizadoras, los niños, niñas, mujeres y hombres de Gaza tienen derecho a más que una mísera caridad caída del cielo. Aunque toda ayuda humanitaria que llegue a Gaza es bienvenida, el transporte por aire o mar debería verse como algo complementario al transporte por tierra, no como un sustituto, ya que en ninguna circunstancia puede reemplazar a la ayuda proporcionada por carretera.

Es importante señalar que algunos de los Estados que recientemente han realizado lanzamientos aéreos también están proporcionando armas a las autoridades israelíes, concretamente Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Los Estados no deben aprovechar la ayuda para eludir las responsabilidades y los deberes internacionales contraídos en virtud del derecho internacional, incluida la prevención de atrocidades. Para cumplir sus obligaciones en virtud del derecho internacional, estos Estados deben detener todas las transferencias de armas que amenazan con ser utilizadas para cometer crímenes internacionales, y deben implementar medidas significativas para imponer un alto el fuego inmediato, acceso humanitario sin restricciones y rendición de cuentas por parte de los perpetradores.

Recientemente, terceros Estados anunciaron esfuerzos por abrir un corredor marítimo desde Chipre, que incluiría el establecimiento de un puerto flotante en la costa de Gaza que no estará plenamente operativo hasta dentro de varias semanas. Las familias se están muriendo de hambre, y no tienen tiempo de que se construya infraestructura extraterritorial y en la costa: para salvar sus vidas se requiere que se permita de inmediato el paso de camiones humanitarios llenos de comida y medicinas cuya entrada en Gaza se impide actualmente. Además, los envíos desde este puerto a los puntos de distribución en toda Gaza sufrirán los mismos obstáculos que están encontrando en estos momentos los convoyes de ayuda humanitaria desde Rafah: inseguridad persistente, un elevado índice de denegaciones de acceso por parte de las fuerzas israelíes, y esperas excesivas en controles israelíes. Por tanto, su establecimiento no modificará sustancialmente la catastrófica situación humanitaria, a menos que se combine con un alto el fuego inmediato y un acceso completo y sin obstáculos a todas las zonas de la Franja de Gaza. También preocupa la falta de transparencia sobre qué entidad será responsable de la infraestructura y la seguridad de la provisión de ayuda humanitaria por mar: los Estados deben garantizar que el corredor marítimo no legitima una prolongada ocupación militar israelí terrestre de la Franja por medio de la instrumentalización de la necesidad de ayuda humanitaria.

Reconocemos que en este terrible contexto toda ayuda es necesaria, pero alertamos sobre las consecuencias potencialmente devastadoras de crear peligrosos precedentes que conduzcan a la degradación del acceso humanitario por tierra y la prolongación de las hostilidades. La respuesta humanitaria adecuada a las necesidades masivas de Gaza es el acceso sin restricciones al personal de ayuda humanitaria profesional que lleva meses preparado en el lado egipcio de la frontera. Hasta el momento, la posibilidad que tienen 2,3 millones de personas de Gaza de comer, recibir tratamiento médico y tener un techo sobre sus cabezas ha dependido exclusivamente del criterio de las autoridades israelíes. Esta situación no puede continuar. Las organizaciones humanitarias tienen capacidad logística para proporcionar ayuda a la población palestina de Gaza; lo que falta es la voluntad política de los Estados de obligar a permitir el acceso.

Lo que las organizaciones humanitarias esperan de los terceros Estados es que utilicen urgentemente su influencia para lograr un alto el fuego inmediato ypara obligar a las autoridades israelíes a poner fin a su bloqueo deliberado de la ayuda necesaria para salvar vidas en todas las zonas de la Franja de Gaza: esto incluye una apertura completa y el levantamiento de las restriccionesen los pasos de Rafah, Kerem Shalom / Karam Abu Salem, Erez / Beit Hanoun y Karni. Recordamos que un alto el fuego inmediato y permanente es la única condición para permitir el colosal incremento del flujo de la ayuda humanitaria necesaria para aliviar el sufrimiento de 2,3 millones de personas en la Franja de Gaza.

Firmantes:

Action Aid International

American Friends Service Committee

Amnesty International

Association of Italian NGOs

CCFD-Terre Solidaire

CISS – Cooperazione Internazionale Sud Sud

DanChurchAid

Danish House in Palestine

Danish Refugee Council

HelpAge International

Humanity & Inclusion – Handicap International

IM Swedish Development Partner

International Federation for Human Rights

INTERSOS

Medical Aid for Palestinians

Mennonite Central Committee

Médecins du Monde International Network / Doctors of the World

Médecins Sans Frontières France / Doctors Without Borders France

Oxfam

Plan International

Première Urgence Internationale

Secours Islamique France

Terre des Hommes Italy

War Child Alliance

Welfare Association