Amnistia Internacional Uruguay

Informe de AI sobre la Pena de Muerte en 2011

27 de marzo de 2012
Datos y cifras sobre la pena de muerte en 2011

CIFRAS GLOBALES
Al menos 676 personas fueron ejecutadas en 20 países en 2011. [video:http://www.youtube.com/watch?v=gp09rRWYoYs&list=UUuMgCgO3vuIcTgFSwDICT_g&index=1&feature=plcp=share] 


La mayoría de las ejecuciones se llevaron a cabo en China, Arabia Saudí, Corea del Norte, Estados Unidos, Irak, Irán, Somalia y Yemen.

China ejecutó a más personas que el conjunto del resto del mundo; se desconoce el alcance real de la aplicación de la pena de muerte en ese país, pues la información sobre este tema se considera secreto de Estado.

En Oriente Medio, el número de ejecuciones confirmadas aumentó en casi un 50 por ciento.

Se tuvo constancia de que en 2011 se ejecutó a 149 personas más que en 2010, debido al pronunciado aumento de las ejecuciones en Arabia Saudí, Irán e Irak.

Durante 2011, sólo 20 de los 198 países llevaron a cabo ejecuciones, una disminución de más de un tercio en los últimos 10 años (en 2002 hubo ejecuciones en 31 países).

Un total de 140 países, más de dos tercios de los países de todo el mundo, son abolicionistas en la ley o en la práctica.

En 2011 se registraron conmutaciones o indultos de condenas a muerte en 33 países, un aumento frente a los 19 de 2010.

Al finalizar 2011 había al menos 18.750 personas condenadas a muerte.

Los Parlamentos  de Benín y Mongolia aprobaron sendas leyes por las que se ratificaban tratatos clave de la ONU orientados a la abolición de la pena de muerte.

Se recurrió a la pena de muerte para castigar el adulterio y la sodomía en Irán, delitos de carácter religioso como la apostasía en Irán, la blasfemia en Pakistán, y también la “brujería” en Arabia Saudí, el tráfico de huesos humanos en la República del Congo, y delitos relacionados con las drogas en más de 10 países.

Al menos tres personas fueron ejecutadas en Irán por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años, lo que constituye una vulneración del derecho internacional.

En la mayoría de los países donde se condenó a muerte o ejecutó a personas, las actuaciones judiciales no cumplieron las normas internacionales sobre garantías procesales. En algunos países, esto conllevó la extracción de “confesiones” mediante tortura u otras formas de coacción, como ocurrió en Arabia Saudí, Bielorrusia, China, Corea del Norte, Irán e Irak.

En algunos países, como Arabia Saudí, Malaisia, Singapur y Tailandia, la aplicación de la pena de muerte afectó de forma desproporcionada a los ciudadanos extranjeros.

En Bielorrusia y Vietnam no se informó a los presos, ni tampoco a sus familias o abogados, de su inminente ejecución.

Se tuvo conocimiento de que se llevaron a cabo ejecuciones públicas en Arabia Saudí, Corea del Norte, Irán y Somalia.

ÁFRICA
En el África subsahariana, se tuvo constancia de que se llevaron a cabo ejecuciones en 2011 en Somalia, Sudán y Sudán del Sur.

Nigeria confirmó su moratoria oficial de las ejecuciones y Sierra Leona anunció públicamente que se sumaba a esa medida.

AMÉRICA
Estados Unidos fue el único país de América donde hubo ejecuciones en 2011.
Las ejecuciones en Estados Unidos disminuyeron hasta 43 en 2011, frente a las 46 de 2010 y las 71 de 2002.

En 2011 se impusieron 78 nuevas condenas a muerte en Estados Unidos. Esta cifra supone un notable descenso en la aplicación de la pena de muerte, en comparación con la media de 280 condenas a muerte anuales en las décadas de 1980 y 1990.

Desde 1973, 140 personas condenadas a muerte en Estados Unidos han sido exoneradas.

En Estados Unidos, Illinois se convirtió en el 16 estado en abolir la pena capital, y en el estado de Oregón se anunció una moratoria de las ejecuciones.

En 2011 no se aplicó la pena de muerte en América del Sur ni en la zona del Caribe, salvo en Guyana, Santa Lucía y Trinidad y Tobago, en donde se impuso un total de al menos seis nuevas condenas a muerte.

ASIA Y OCEANÍA
En 2011, la región de Oceanía siguió siendo una zona sin pena capital, a excepción de cinco nuevas condenas a muerte impuestas en Papúa Nueva Guinea.

En 2011 no se registraron ejecuciones en Japón –por primera vez en 19 años– ni en Singapur.

En China, las autoridades eliminaron la pena de muerte para 13 delitos, fundamentalmente de índole económica, pero estas modificaciones también añadieron al menos dos nuevos delitos punibles con la muerte.

En Taiwán, el gobierno eliminó del código militar la pena de muerte para una serie de delitos, como el secuestro, el tráfico de armas, y la falsificación de billetes.

EUROPA
Bielorrusia fue el único país de Europa y de la antigua Unión Soviética que llevó a cabo ejecuciones en 2011.

Letonia adoptó todas las medidas necesarias para abolir la pena de muerte para todos los delitos, y el 1 de enero de 2012 se convirtió en el 97 país del mundo en eliminarla por completo.

ORIENTE MEDIO Y NORTE DE ÁFRICA
Cuatro países –Arabia Saudí, Irak, Irán y Yemen– fueron responsables del 99 por ciento de todas las ejecuciones registradas en Oriente Medio y el Norte de África.

Con respecto a Irán, Amnistía Internacional recibió informes creíbles sobre un gran número de ejecuciones no confirmadas, e incluso secretas, que casi duplicarían la cifra de ejecuciones reconocidas oficialmente.
FIN

Para más información sobre la pena de muerte en 2011, pónganse en contacto con la Oficina de Prensa de Amnistía Internacional en Londres: +44 207 413 55 66  press@amnesty.org     @amnestypress