Amnistia Internacional Uruguay

Irak: Yazidíes capturados por el ISIS en medio de crecientes ataques sectarios

Amnistía Internacional ha hablado con algunos detenidos recién liberados de la comunidad yazidí que fueron capturados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) en Irak, así como con familiares de otras personas que siguen en poder de este grupo.

En el último mes, el ISIS ha capturado al menos a 24 guardias de fronteras y soldados iraquíes en la región noroccidental de Irak. Algunos fueron liberados posteriormente; el resto está retenido por el grupo al otro lado de la frontera, en la región nororiental de Siria. Estos prisioneros son parte de las decenas de miembros de minorías víctimas de una oleada de detenciones y secuestros de carácter sectario que ha cometido el ISIS en las últimas semanas. En un vídeo difundido por el grupo el 29 de junio titulado “El fin de Sykes-Picot”, se califica a estos hombres de “adoradores del diablo”.

“Está apareciendo una constante clara en la que el ISIS ataca deliberadamente a miembros de minorías de Irak y a quienes presuntamente se oponen al grupo, deteniéndolos y secuestrándolos”, declaró Donatella Rovera, asesora general sobre respuesta a las crisis de Amnistía Internacional que está actualmente en el norte de Irak.

“Hablo cada día con familias desesperadas por encontrar a sus hijos, esposos y hermanos capturados por grupos del ISIS y cuya suerte y paradero se desconocen. La mayoría no quieren que se mencionen los nombres de sus familiares desaparecidos por miedo por su seguridad.”

Familiares angustiados de los guardias de fronteras y soldados yazidíes que siguen en poder de ISIS dijeron a Amnistía Internacional que están muy preocupados por sus seres queridos desaparecidos.

“Somos personas sencillas que siempre hemos vivido en armonía con nuestros hermanos y vecinos musulmanes. Apelamos a la humanidad de quienes retienen a nuestro hijo para que le dejen reunirse con sus hijos”, dijeron los padres de uno de los hombres desaparecidos.

El ISIS ha matado a menudo a las personas a las que detiene, tanto a civiles como a miembros del ejército y de las fuerzas de seguridad.

“Matar a detenidos bajo custodia es un crimen de guerra. Los combatientes del ISIS han mostrado un terrible menosprecio hacia la humanidad básica. Toda persona detenida debe recibir un trato humano”, añadió Donatella Rovera.

La organización ha documentado también una serie de secuestros realizados por el ISIS de miembros de comunidades minoritarias, como chiíes turcomanos y shabak, yazidíes y cristianos. El grupo ha atacado también a musulmanes suníes sospechosos de oponerse a él. Algunos de los secuestrados en los últimos días han sido posteriormente encontrados sin vida.

El 30 de junio Amnistía Internacional habló con un muchacho de 16 años y con un joven, miembros de una de las minorías de Irak, que habían sido liberados la víspera. Habían estado 10 días bajo custodia del ISIS en Mosul y dijeron que no habían sido objeto de malos tratos, pero que los instaron a convertirse al islam.

El ISIS no es el único grupo responsable de matar a cautivos en ataques sectarios. Amnistía Internacional ha documentado la ejecución extrajudicial masiva de detenidos suníes a manos de las fuerzas gubernamentales iraquíes y de milicias chiíes en las últimas semanas.

“El conflicto de Irak está degenerando rápidamente en una agresiva y vengativa batalla por la supervivencia en medio de ataques sectarios cada vez más numerosos, en la que grupos de todas las partes están cometiendo homicidios ilegítimos de miembros de otras comunidades”, concluyó Donatella Rovera.

Amnistía Internacional pide a todas las partes del conflicto que traten a los detenidos con humanidad en todo momento y que dejen claro a todas las fuerzas bajo su mando que no tolerarán los homicidios de cautivos, la tortura, la toma de rehenes y otros crímenes de guerra.