Amnistia Internacional Uruguay

Kenia: Temerario cierre del mayor campo de refugiados del mundo pone vidas en peligro

refugEs probable que la decisión del gobierno keniano de cerrar dos grandes campos de refugiados, incluido el de Dadaab, el mayor del mundo, ponga en peligro la vida de miles de personas inocentes, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

“Esta temeraria decisión del gobierno keniano representa una renuncia de su obligación de proteger a las personas vulnerables y pone en peligro miles de vidas”, afirmó Muthoni Wanyeki, directora regional de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

“Podría desembocar en el retorno involuntario de miles de personas refugiadas a Somalia y a otros países de origen, donde sus vidas podrían seguir corriendo peligro. Esto sería una violación de las obligaciones contraídas por Kenia en virtud del derecho internacional.”

El secretario principal del Ministerio del Interior y Coordinación del gobierno nacional, doctor Karanja Kibicho, dijo en una declaración que la decisión de cerrar los campos de Dadaab y Kakuma se debía a “enormes problemas de seguridad, como la amenaza de Al Shabaab”.

Afirmó que Kenia había acogido a más de 600.000 refugiados durante más de un cuarto de siglo y que había soportado “una carga económica, de seguridad y medioambiental muy pesada”.

También pidió el apoyo de la comunidad internacional para acelerar el proceso.

“Aunque es cierto que la reubicación en terceros países viene siendo lenta, Kenia debería considerar soluciones permanentes hacia la plena integración de las personas refugiadas, algunas de las cuales llevan ya generaciones en Kenia”, concluyó Muthoni Wanyeki. “El retorno forzoso a situaciones de persecución o conflicto no es una opción.”