La Cámara de Representantes debe generar un proceso participativo y con garantías de discusión sobre una nueva Ley de Medios

Uruguay sigue perdiendo terreno en derechos humanos

La Cámara de Representantes debe generar un proceso participativo y con garantías de discusión sobre una nueva Ley de Medios. 
 
Amnistía Internacional Uruguay expresa su preocupación por la media sanción de la Cámara de Senadores a la nueva Ley de Medios; y llama a los/as diputados/as a establecer un proceso de discusión que brinde garantías para fortalecer el ejercicio de la libertad de expresión en el país.
 
La aprobación de normas con carácter urgente -y sin el adecuado debate- que afectan el ejercicio de los derechos humanos, puede significar un grave retroceso y debilitamiento del sistema de garantías que, en este caso, supone un posible riesgo para el ejercicio de la libertad de expresión en Uruguay.
 
Amnistía Internacional, así como otras organizaciones nacionales e internacionales, observa con preocupación las nuevas disposiciones aprobadas por la Cámara de Senadores referidas a la nueva Ley de Medios, que plantean retrocesos en materia de diversidad, pluralidad de medios y transparencia gubernamental.
 
“La media sanción aprobada por la Cámara de Senadores tiene un claro impacto negativo en la adjudicación y concentración de medios en Uruguay, vulnerando los principios de diversidad y pluralidad de medios de comunicación”, indicó Lucía Perez Chabaneau, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional Uruguay. “Además, de aprobarse la ley,  nos preocupa la afectación directa que pueda tener en la labor periodística, contraria a los estándares internacionales en materia de libertad de prensa», resaltó Pérez Chabaneau.  
 
En este sentido, la organización hace un llamamiento a la Cámara de Representantes, a establecer un proceso transparente de discusión parlamentaria, en el que se convoque a todos los actores relevantes y con expertise en la materia, procurando mantener las garantías para el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa.
 
El pleno ejercicio de la libertad de expresión y libertad de prensa es clave para el fortalecimiento del debate público necesario en todas las sociedades. Establecer una normativa regresiva en este ámbito, limita el ejercicio de los derechos humanos en el país y afecta el Estado de derecho.

DONÁ