Amnistia Internacional Uruguay

La flagelación de Raif Badawi en Arabia Saudí es un “acto perverso de crueldad”

Un testigo ha confirmado a Amnistía Internacional que esta mañana, tras la oración del viernes, ha tenido lugar la flagelación del activista saudí Raif Badawi ante la mezquita de Al Jafali, en Yidda.

Según el testigo, tras la oración han sacado a Raif Badawi, encadenado, de un autobús y lo han llevado a una plaza pública que hay frente la mezquita. Rodeado por una multitud de ciudadanos y agentes de las fuerzas de seguridad, el activista ha recibido 50 latigazos seguidos en la espalda. El castigo ha durado alrededor de 15 minutos. Después lo han subido de nuevo al autobús y se lo han llevado.

Blogging-es-malo-para-tu-espalda“La flagelación de Raif Badawi es un acto perverso de crueldad, prohibido por el derecho internacional”, ha explicado Said Boumedouha, director adjunto del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“Al hacer caso omiso de los llamamientos que se han hecho para que se anulara la flagelación, las autoridades saudíes ha dado muestra de un desprecio espantoso por los principios más básicos de derechos humanos. Raif Badawi es preso de conciencia, cuyo único ‘delito’ ha sido ejercer su derecho a la libertad de expresión abriendo un sitio web de debate público. Debe ser puesto en libertad de inmediato y sin condiciones.”

Raif Badawi fue condenado a 10 años de prisión, a recibir 1.000 latigazos y al pago de un millón de riyales saudíes (alrededor de 266.600 dólares estadounidenses) de multa por crear un foro de debate público en Internet y por acusaciones de insulto al islam.

La totalidad de la pena de 1.000 latigazos se ejecutará a lo largo de un periodo de 20 semanas.

“Es terrible que a Raif Badawi le aguarden en los próximos meses 19 semanas de latigazos –ha señalado Said Boumedouha–. Las autoridades saudíes deben tomar de inmediato medidas para detener toda otra flagelación.”

Pueden concertarse entrevistas con portavoces de Amnistía Internacional y con la esposa de Raif Badawi, Ensaf Haidar, contactando con:
Sara Hashash, encargada de prensa para Oriente Medio y el Norte de África, sara.hashash@amnesty.org, +44 207 413 5511