Amnistia Internacional Uruguay

Mi Cuerpo – Mis Derechos

Poder tomar tus propias decisiones sobre tu cuerpo, tu vida y tu salud sexual y reproductiva es un derecho humano básico. Sin embargo, este derecho se niega a diario a millones de personas en todo el mundo -muchas de ellas jóvenes-

Pese a los compromisos formulados hace casi 20 años en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) respecto a situar los derechos humanos, las necesidades de las personas jóvenes y el empoderamiento de las mujeres en un lugar central de las políticas sobre población y desarrollo, muchas de las 1.800 millones de personas jóvenes que pueblan el mundo luchan aún hoy día por acceder a la información, la educación sexual y los servicios de salud sexual y reproductiva que necesitan para tener una vida segura y saludable.

La campaña “Mi cuerpo, mis derechos” pide a los gobiernos y los organismos de la ONU que cuando, en 2014, con motivo del 20 aniversario de la adopción del Programa de Acción de la CIPD, revisen los compromisos formulados en él, protejan los derechos sexuales y reproductivos de las personas jóvenes, en especial las mujeres jóvenes y las adolescentes. La campaña tendrá también como finalidad llegar hasta las personas jóvenes y otros activistas de AI en todo el mundo e involucrarlos, junto con socios internacionales, para que hablen abiertamente y pidan que los derechos sexuales y reproductivos de las personas jóvenes se respeten, se protejan y se hagan realidad tanto ahora como en el futuro, y que los compromisos se pongan en práctica.

Descarga la publicación haciendo clik aqui: Hacer_realidad_los_derechos_sexuales_y_reproductivos

  • Eduardo

    El problema que, cuando referido al aborto se habla del derecho d ela mujer a decidir sobre su cuerpo, se obvía el hecho de que, por evidencia científica. desde la concepción ya existe una nueva vida humana; o sea ya no es parte, ni tejido ni òrgano del cuerpo de la mujer, como para invocar un supuesto derecho a extirpar el hijo en gestación tal cual fuera un apéndice del cuerpo de la mujer.

    Al primero que se le niega el derecho sobre su cuerpo (y la vida) es al hijo en gestación; cuando se aborta.

    El derecho de la mujer a decidir aobre su cuerpo es facilitando el acceso gratuito a los métodos anticonceptivos, al conocimiento y formación sobre valores; para que si quiere decidir no tener hijos, lo haga responsablemente evitando la concepción y no asesinando el hijo que ya, irresponsablemente esta gestando.

  • JOACO

    Eduardo, no estoy de acuerdo con lo que dices. Va más allá de eso, es darle a la mujer los derechos que se le fueron negados. Es ella la que tiene que llevar con sigo al bebé, y debe ser horrendo que lo haga sin su consentimiento. Seamos realistas, la madre es las primera responsable de su hijo siempre y por lo tanto es a ella la que le cabe decidir si quiere o no, si puede o no tenerlo.
    Las mujeres no son vacas parideras, son personas como tú que tienen el derecho de decidir sobre su futuro.
    Nadie niega que es necesario la educación para prevenir el aborto, pero es un caso que siempre se puede dar, y más aún si se trata de una violación.
    Sin ésta ley lo que mantenemos es al mercado negro que lucra abortando a los bebés de las que si pueden pagar el aborto, porque, hay que ser tonto y estar encerrado en una burbuja para negar la existencia de los abortos clandestinos en el Uruguay.
    Saludos