Amnistia Internacional Uruguay

NO MAS DETENCIONES ARBITRARIAS

¡BUENA NOTICIA! FUE LIBERADO MIGUEL ANGEL CORREA

Llevaba detenido un mes por el homicidio de seis policías, ocurrido durante un desalojo violento de campesinos sin tierras en el este de Paraguay. Al parecer no existían pruebas fiables que demostraran su implicación en los homicidios o su presencia en la zona.

Miguel Ángel Correa Franco, campesino de la comunidad Luz Bella, departamento de San Pedro, Paraguay, ha sido liberado el 18 de julio, después de varias peticiones de liberación presentadas por su abogado desde su detención, el 15 de junio. Una declaración policial redactada, según los informes, en el momento de su detención dice que fue detenido en el lugar de los hechos. Sin embargo, Miguel Ángel Correa Franco no estaba presente cuando tuvieron lugar los enfrentamientos y fue detenido por policías a su llegada a un hospital de Curuguaty.

El 15 de junio, un violento enfrentamiento entre policías y campesinos sin tierras en el distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú, Paraguay, concluyó con la muerte de al menos 17 personas, entre ellas 6 policías y 11 campesinos. Poco después de concluir los enfrentamientos, 13 personas, entre ellas dos menores y Miguel Ángel Correa Franco, fueron detenidas en relación con las muertes. El 17 de junio, Miguel Ángel Correa Franco fue trasladado a la prisión de Coronel Oviedo, donde le permitieron ver a un abogado. Ahora se enfrenta, entre otros cargos, al de asesinato, y el proceso continúa, aunque haya sido puesto en libertad.

Miguel Ángel Correa Franco y su familia han expresado su gratitud por el apoyo recibido de la comunidad internacional y por la presión ejercida sobre las autoridades por activistas de todo el mundo.

¡Nuestro agradecimiento a quienes se sumaron a la acción!

Información de la acción

¡ACTUÁ YA! PARA TERMINAR CON LA DETENCIÓN ARBITRARIA DE MIGUEL ÁNGEL CORREA EN PARAGUAY El 15 de junio de 2012, la policía trató de desalojar a varios campesinos sin tierras que ocupaban unas tierras (la Hacienda Morombí) en Curuguaty. Según la policía, unos hombres armados organizaron una emboscada en la que murieron seis agentes. Los policías dispararon en respuesta a ese ataque. Durante los enfrentamientos murieron al menos 17 personas, 11 de ellas campesinos. Se desconocen las causas exactas del incidente, y no se dispone de información que indique si los homicidios de los campesinos van a ser investigados junto con los de los policías.

Ese mismo día fue detenido Miguel Ángel Correa Franco, de la comunidad de Luz Bella, departamento de San Pedro. Una declaración policial redactada, según los informes, en el momento de su detención dice que fue detenido en el lugar de los hechos. Sin embargo, Miguel Ángel Correa Franco asegura que no estaba presente cuando tuvieron lugar los enfrentamientos y que fue detenido por policías a su llegada a un hospital de Curuguaty. Había acudido allí porque había recibido una llamada telefónica de un amigo que le pidió que acudiera al hospital para comprobar si un familiar herido durante los enfrentamientos se encontraba allí. Afirma que fue golpeado bajo custodia y que la policía lo amenazó de muerte. El 17 de junio fue trasladado a la prisión de Coronel Oviedo, donde le permitieron ver a un abogado. Ahora se enfrenta a cargos de asesinato, entre otras acusaciones.

El abogado de Correa Franco ha pedido su liberación en tres ocasiones, alegando que no hay pruebas suficientes de su participación en los enfrentamientos y en los homicidios de policías que se produjeron a raíz de ellos, y asegurando que en el momento de los incidentes su defendido no se encontraba en otro lugar. El fiscal local ha recomendado la liberación de Miguel Ángel Correa Franco, manifestando que no hay pruebas contra él. Esta petición ha sido rechazada tanto por los jueces locales como por los de apelación.

Amnistía Internacional pide a las autoridades paraguayas:

La liberación inmediata de Miguel Ángel Correa Franco, ya que no parece haber pruebas de que haya cometido un delito.

Investigar exhaustivamente las denuncias de que Miguel Ángel Correa Franco fue torturado y amenazado de muerte durante su detención el 15 y 16 de junio.

Investigar de manera imparcial e independiente todos los homicidios de Curuguaty, y hacer que los responsables comparezcan ante la justicia en juicios justos.