Amnistia Internacional Uruguay

¿Por qué industrias extractivas?

Conoce el trabajo que Amnistía Internacional Uruguay está iniciando sobre el impacto de las industrias extractivas en los derechos humanos. INFORMATE! INDIGNATE! ACTUA!

En Latinoamérica vivimos un aumento exponencial de las actividades extractivas asociadas a los ‘recursos’ naturales: agua, metales y minerales, petróleo y gas, tierra y biodiversidad, alimentos. Este proceso viene acompañado de crecientes niveles de conflicto entre los “agentes” del desarrollo económico, las agendas políticas impulsadas en la región y quienes se oponen a los métodos de explotación indiscriminada y transformación insustentable de esos recursos.

Las Transnacionales, los fondos de inversión, los pools de siembra, todos son atraídos por legislaciones permisivas o inexistentes en materia ambiental y laboral, bajos costos de operación y garantías muy claras para sus ganancias. Todos estos beneficios estipulados en acuerdos de libre comercio, tratados de inversiones o contratos confidenciales entre las empresas y los estados han conformado marcos jurídicos que otorgan poderes sin precedentes a estas grandes empresas.

Como contracara, la evidencia de más de dos décadas de un modelo que conlleva pobres garantías de desarrollo sustentable y equitativo. Los mecanismos que promueven las inversiones son los mismos que hacen que se socialicen los impactos sociales y ambientales de los proyectos y que sean los estados y sus ciudadanos, y no las grandes empresas, los que terminen pagando por ellas. Mientras tanto, las ganancias se privatizan cada vez en menos manos.

En muchas instancias, los Estados, por falta de voluntad política o de capacidad, no están cumpliendo con su obligación de  proteger y promover los derechos de sus habitantes. Quienes se supone deberían ser beneficiarios de las actividades económicas quedan cada vez más expuestos a la violación de sus derechos humanos. Más aún, quienes se defienden y organizan para reclamar y defender esos derechos, quienes enfrentan al abuso de las empresas, son perseguidos. Existe un proceso claro y creciente de criminalización de las organizaciones y los movimientos sociales en toda América Latina, donde empresas y Estados actúan en complicidad.

Ciclo de cine2011Uruguay no es ajeno a este proceso. Si bien no se registran los niveles extremos de violencia que están teniendo lugar en otras regiones, hoy se discuten y resisten los efectos que implican múltiples propuestas extractivistas, desde la expansión sojera y forestal hasta los megaproyectos de minería a cielo abierto, pasando por nuevas plantas de producción de planta de celulosa o la continuidad de la sobreproducción pesquera.

Amnistía Internacional Uruguay, como parte de la Campaña Exige Dignidad y su trabajo por la Rendición de Cuentas de las Empresas, invita a este Ciclo de Cine. A través de los documentales pretendemos profundizar en el conocimiento sobre las crecientes violaciones a los derechos humanos que conlleva el avance de estas industrias y el modelo de desarrollo que representan y  ‘solidarizarnos’ con las realidades de la región.

Necesitamos avanzar en la reflexión colectiva y la acción para que los Estados cumplan con la obligación de proteger y promover los derechos humanos y las empresas cumplan con su obligación de respetarlos. Sabemos que solo una ciudadanía organizada y consciente de sus derechos puede actuar para defenderlos. FIN/

Visita el sitio oficial de la Campaña Exige Dignidad de AI