Collage con la cara de Rung.

PROTEGE A RUNG DE LA CÁRCEL

Rung se enfrenta a cadena perpetua por haber alzado la voz en favor de la libertad y la democracia en Tailandia. Actúa ya y exige su libertad. 

Rung, de 22 años, es una voz de referencia para la juventud de Tailandia. Como muchos y muchas jóvenes del país, pide igualdad, libertad de expresión y un cambio sistémico en Tailandia. La suya es una de las voces principales del movimiento juvenil por la democracia. 

Rung, cuyo nombre significa arco iris en tailandés, empezó a participar activamente en política cuando estudiaba sociología y antropología en la universidad de la capital, Bangkok. A lo largo del año 2020, tuvo la valentía de participar en las protestas por el cambio político y social. Así, en el mes de agosto, se había convertido ya en una de las lideresas de las protestas, y miles de personas pudieron verla pidiendo igualdad, libertad de expresión y —lo que constituye una cuestión muy delicada en Tailandia—, una reforma de la monarquía. Su actuación sin precedentes la catapultó al panorama nacional. 

Sin embargo, las autoridades la calificaron de problemática y, en marzo de 2020, fue detenida por las autoridades tailandesas. Fue acusada de provocar disturbios y detenida en aplicación de las leyes sobre sedición y lesa majestad, que penalizan las críticas a la monarquía. Ahora se enfrenta a cadena perpetua por haber alzado la voz en favor de la libertad en su país. 

Pasó 60 días recluida, durante los cuales le diagnosticaron COVID-19. Las autoridades le denegaron la libertad bajo fianza en seis ocasiones. Ella las desafió declarándose en huelga de hambre, que sostuvo durante 38 días, y fue liberada el 30 de abril de 2021. Debe ser absuelta de todos los cargos de inmediato. 

Firmá la petición y pide que retiren de inmediato todos los cargos contra Rung.