Amnistia Internacional Uruguay

Setiembre
Mes de la Diversidad

09_13-Diversidad

Como todos los años, el próximo viernes 29 de septiembre la Marcha de la Diversidad volverá a recorrer la avenida 18 de julio. La marcha es organizada por el movimiento social articulado y convoca cada año a distintas organizaciones y decenas de miles personas que reivindican la ampliación de derechos y una sociedad donde las distintas formas de ser tengan cabida sin objeciones y con igualdad de oportunidades.

Durante todo setiembre se celebra también, desde hace 10 años, el Mes de la Diversidad. Es un mes en el que se concentran distintas actividades artísticas, políticas, formativas y recordatorias que buscan la reflexión y la acción sobre la igualdad y la diversidad. Ver la agenda del Mes de la Diversidad aquí.

El Mes de la Diversidad nos convoca a entender esa diversidad no únicamente desde una dimensión sexual o de gènero, sino en sus múltiples manifestaciones, apostando a visibilizar a los sujetos de derechos detrás de las diversas identidades y en compromiso con la lucha contra todas las formas de discriminación, por las libertades y el respeto de los derechos humanos, apostando a un proyecto de sociedad inclusiva e integradora.

La consigna de la Marcha de la Diversidad incluye este año el reclamo por una Ley Integral Trans, que garantice los derechos de personas que han sido históricamente víctimas de la violencia discriminatoria y la estigmatización.

La diversidad y los derechos económicos, sociales y culturales

El último examen del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) de ONU sobre Uruguay, en junio de este año, señaló al Estado varias preocupaciones respecto a la persistencia de distintas formas de discriminación.

En primer lugar, la falta de una legislación integral que comprenda todos los motivos de discriminación, sea directa o indirecta, en el ámbito público o privado.  En segundo lugar, el Comité DESC nota la falta de un mecanismo institucional eficaz que supervise la implementación de las leyes antidiscriminación.

También preocupa al Comité DESC la persistente discriminación estructural que sufre la población afrodescendiente en Uruguay, que afecta el ejercicio efectivo de sus derechos, así como la existencia de estereotipos de género que continúan profundamente arraigados en la sociedad y se manifiestan en actos de discriminación y violencia contra las mujeres.

La protección de los derechos humanos y lucha contra la discriminación

De acuerdo con el Informe alternativo que presentó al Comité la Coalición DESC de Uruguay, una alianza de organizaciones sociales, en nuestro país existe un importante déficit institucional en materia de protección de derechos humanos, particularmente en los mecanismos destinados a la lucha contra la discriminación.

Uruguay no ha logrado disminuir la brecha de desigualdad y no discriminación contra las mujeres, niñas y adolescentes. Persisten las normas discriminatorias contra la mujer en el Código Penal y el Código Civil, y diversos pronunciamientos judiciales carecen de una visión integral de los derechos y aportes de las mujeres en tareas de cuidado.

Uruguay carece de una política integral y articulada de lucha contra la discriminación de las personas LGBTI. Faltan datos demográficos sobre el impacto de las políticas implementadas que impide conocer el acceso de las personas LGBTI a sus derechos. Se cuenta, sin embargo, con algunos datos sumamente preocupantes. La población LGBTI sufre de una revictimización sistemática por parte de la policía nacional, por lo que los mecanismos de denuncia no se perciben como creíbles ni eficaces. Las personas trans tienen una esperanza de vida sustancialmente menor a la media, conformando un colectivo particularmente vulnerable a las distintas formas de discriminación. Respecto al derecho a la educación, el informe muestra preocupación por los altos niveles de desigualdad educativa, que afectan particularmente a personas afrodescendientes y a la población LGBTI.

Comments are closed.